La fisiología de la piel

La piel, el órgano más grande del cuerpo humano, tiene una superficie de entre 1,5 y 2 m2 y conforma el 16% del peso corporal total. Considerado como uno de los órganos más importantes del cuerpo, la piel protege frente a la penetración de sustancias nocivas, proporciona aislamiento y participa en la termorregulación.

La película hidrolipídica

Su función principal es actuar como una defensa contra las bacterias y los hongos. Está conformada por una emulsión de agua y grasa, y mantiene flexible a la superficie de la piel.
más

Los Lípidos de la Epidermis

Junto con las células de la capa córnea, los lípidos de la epidermis son esenciales para la piel en su función de barrera. Forman el “cemento” para unir los ladrillos, que son las células de la capa córnea.
más

El manto ácido protector

Numerosos estudios han mostrado la importancia de un pH ácido para la formación de grasa en la piel (lípidos).
más

El sistema inmunitario de la piel

Las defensas del cuerpo contra los microorganismos comienzan directamente en la superficie de la piel. Los ácidos grasos inhiben el crecimiento de hongos y bacterias.
más

Los factores naturales de hidratación (NMF) y los lípidos superficiales

El agua es la sustancia más importante para la flexibilidad de la piel. Entre un 10 y un 20% del agua contenida en la capa córnea superior se localiza en la piel más joven.
más

Los mecanismos de regeneración y reparación

La piel tiene varios mecanismos de reparación y regeneración, para eliminar cualquier daño causado por influencias externas.
más

Resumen de las funciones protectoras

La piel protege al cuerpo de influencias mecánicas, químicas, microbianas y físicas.
más

Necesidades energéticas de las células

Las células de la piel necesitan energía para mantener sus funciones vitales y su habilidad para crecer, regenerarse y repararse a sí misma.
más